Limpieza de Anilox

¿Por qué se deben limpiar los anilox?

La limpieza de un Anilox es una parte esencial cuando se busca una impresión de excelente calidad.  Para ello es necesario estar alineados con Pre-Prensa, para que el desarrollo obtenido en la determinación de puntos cumpla:

Llegar a tono con cada una de las tintas100%
Alcanzar una velocidad importante de impresión100%
Escasa generación de Scrap100%
Evitar setups de la máquina impresora100%

¿Cada cuanto Limpiar?

En Aniloxgraf asesoramos a nuestros clientes para que su jornada de limpieza sea efectiva, por eso diseñamos planes de mantención 100% únicos, para cada uno de los proyectos en los que nos involucramos. Es menester que esta limpieza se realice de forma profunda, llegando al fondo de la celda del aniloxs.

Asimismo, la realización de este proceso facilita la mantención con uno de nuestros productos de limpieza diaria, como lo es el ANILCLEAN.  Asimismo, recomendamos realizar la limpieza profunda de los Aniloxs cada 3 meses.

Rectificación de Anilox

A través de este servicio, recuperamos los Aniloxs averiados por el desprendimiento de las capas de cerámica, al insertar una argolla de acero en sus extremos. Esto se provoca principalmente por los golpes, lo que ocasiona la mordedura de los obturadores de las cámaras cerradas, al pasar por el desnivel de la rotura. Esto origina, debido al desgaste, una fuga de tinta.

De la misma manera, dentro de este servicio de rectificación y recuperación de Aniloxs, también realizamos la Rectificación de las Orillas Deformadas por impactos y las Orillas Gastadas por la presión de las raclas. Este trabajo consiste en cortar el anilox para eliminar el desnivel y los desperfectos en su superficie, a fin de nivelar el diámetro, para luego incrustar el cuerpo de acero compuesto por un anillo con postizo. Este anillo se afirmará en unos 30 mm en el cuerpo del anilox, y el sobrante se utilizará para reconstruir lo cortado hasta completar el largo original del anilox.

Diagnosticar daño y determinar tipo de Rectificado.

Acoplar postizo al rebaje para recuperar orilla y largo original.